miércoles, 8 de junio de 2011

UNA HISTORIA TRAGICA.

CAPITULO SEXTO.
Al caer la noche la casa duerme placidamente,no puedo dormir al recordar las palabras de Mercedes...
-Deja el pasado en paz- le digo con temor-Respeta a tu marido,ten ese hijo que el tanto anhela y se feliz con todo lo que tienes-No me dejo ni acabar, empezó a gritar.
-¡Jamas¡¡Jamas¡escuchame bien...Jamas tendré un hijo de ese viejo baboso,no puedes ni imaginar el asco que me da...no soporto que me toque,su sola presencia me causa vomito-exclamaba con un susurro escalofriante.
-¿Porque te casates con el?-le reprocho con dureza, sale en silencio de la sala y yo me quedo temiendo lo peor,una vez mas mi hija me demostraba que su locura nos arrojaría al abismo de nuevo...
Otra vez y a finales de otoño, cuando por la Segarra el paisaje se engalana de ocre para recibir el frio y duro invierno...volvimos a San Ramon.